Me siento perdida sin mi celular extraviado

Hace unos días olvidé mi maravilloso celular prácticamente nuevo, que aún no se termina de pagar, en un lugar público.

Al principio tuve la sensación de que no estaba extraviado, de que seguro lo dejé mal puesto en algún rincón de la casa.

Luego me llegó la etapa de la ansiedad por no tener mi dispositivo a la mano y seguro, por supuesto con su dosis de mal humor y frustración.

Finalmente entré en la etapa de cambiar contraseñas y asegurar que mi número no sea usado por otras personas.

Todo esto en menos de una hora.

Por supuesto que cuando me percaté de que no lo había olvidado en casa de unos familiares que visité el día que lo extravíe, solicité la búsqueda y que quedara reportado como «perdido» por lo que desde el mismo día de haberlo olvidado quedó reportado.
Con esta perdida me di cuenta de que el celular se ha convertido en un artículo casi indispensable para mí y honestamente me aterró la idea de volverme dependiente del mismo, por lo que empecé a realizar una lista con las cosas que el «teléfono inteligente» puede ayudarme a realizar de manera fácil y eficaz y otra con las que puedo realizar sin ayuda de ese maravilloso dispositivo.

Con estas listas me di cuenta que he transferido a mi teléfono las habilidades mentales de las que me jactaba, como saber de memoria los teléfonos de mis contactos o realizar una simple operación matemática.
Yo Soy Mamá Digital, y tú ¿QUÉ ESPERAS?
http://www.mamadigital.mx
Twitter:
@aigomezm3
@mama_digital

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s